IRÁN Trump quiere la guerra

51889329_303El 4 de enero en los Estados Unidos, miles de trabajadores y jóvenes se manifestaron contra la guerra.

El pasado 29 de diciembre, aviones estadounidenses bombardearon una milicia iraquí cerca de Irán, matando a 25 personas. La provocación provocó enojo en Bagdad, donde una manifestación buscaba atacar la embajada de los Estados Unidos. Fue entonces, según la prensa estadounidense, que un pequeño comité de Trump, su secretario de estado Mike Pompeo, su jefe de gabinete y su asesor de seguridad, decidieron aprobar el asesinato selectivo de altos líderes iraníes.

Durante la noche del 2 al 3 de enero, los drones estadounidenses pulverizan un convoy de otra milicia iraquí cerca de Irán. Entre las víctimas se encontraban el destacado general iraní Ghassem Soleimani y otros funcionarios. Una verdadera declaración de guerra. Este asesinato provoco manifestaciones y llamados a la venganza, tanto en Irak como en Irán.

El gobierno estadounidense responde con nuevas provocaciones.

Respondió enviando un batallón de respuesta de emergencia de 750 soldados estadounidenses de la 82 División Aerotransportada estacionados en Kuwait a Bagdad, además de los 5,000 soldados estadounidenses en la “coalición internacional” en Irak. El Pentágono anunció el envío de 3.000 a 3.500 soldados más. Luego, un nuevo ataque aéreo estadounidense golpea a las fuerzas pro iraníes en Bagdad. “Te encontraremos”. Te eliminaremos “, dijo Trump, quien agrega que Estados Unidos  amenaza con golpear 52 sitios” de alto nivel y muy importantes para la cultura iraní “. Del lado de la máquina de propaganda, el vicepresidente Mike Pence dice que Soleimani habría cubierto el viaje de los autores de los ataques del 11 de septiembre de 2001. El New York Times lo atrapa mintiendo.

En cuanto al Parlamento iraquí, cuando se atrevió a hablar a favor de la retirada inmediata de las tropas extranjeras de Irak (que había aceptado sin vacilar durante años), Trump inmediatamente lo amenazó con “sanciones muy fuertes”. (…) Tenemos una base aérea extraordinariamente cara allí. La construcción costó miles de millones de dólares. No nos iremos si no nos reembolsan. “

En los mercados bursátiles, el anuncio de la muerte del general iraní provoca un aumento en los precios del petróleo en más del 4%. Para los “mercados financieros”, como para el complejo militar-industrial, una nueva guerra en el Medio Oriente promete ganancias futuras y perspectivas de nuevo saqueo. Y en un momento en que, desde Chile hasta Argelia, desde Francia hasta la India, e incluso en Irak, los trabajadores y los pueblos buscan enfrentarse a los regímenes subordinados al imperialismo, lo principal para ellos es que el “gran poder” debe “recuperar el control”.

Los “aliados” de los Estados Unidos y la OTAN, a quienes no se les había advertido sobre las iniciativas de Trump, están siendo convocados a unirse a estas acciones. Si, Pompeo dice que está “agradecido” a los gobiernos británico y alemán, sin embargo, habría corregido brutalmente al Secretario de Estado para Asuntos Europeos de  de Macron,  Montchalin, quien dijo en RTL: “Estamos despertando en un mundo más peligroso, después del asesinato de Soleimani”. Pompeo exclama: “Los franceses están equivocados en este punto”, Pompeo lleva a Macron a “solidarizarse” con Trump, y ha desautorizaa a su secretario de Estado.

En los Estados Unidos, sin embargo, hay preocupaciones expresadas por la clase dominante: “Sí, Soleimani era un enemigo”, escribe el Washington Post (4 de enero), pero eso no significa que Trump lo hizo bien. El columnista del New York Times también está preocupado: “¿Está listo Trump? “.

Los líderes del Partido Demócrata en el Parlamento protestaron, su portavoz Nancy Pelosi, se pronuncia contra “una escalada peligrosa”. De hecho, su principal crítica es que el Congreso no ha sido advertido … Bernie Sanders, en la “izquierda” del Partido Demócrata, va más allá e introduce un procedimiento legislativo para evitar la liberación de fondos militares sin autorización del Congreso. Recordemos que todo el mecanismo de interferencia y sanciones contra Irán, que hoy conduce a esta marcha a la guerra, se estableció bajo la administración de Obama.

Trump quiere la guerra … pero el pueblo estadounidense no lo respalda. Las experiencias de Afganistán (2001) e Irak (2003) han dejado su huella. A partir del 4 de enero, ante el llamado de las coaliciones contra la guerra, miles de trabajadores, jóvenes, trabajadores y activistas negros se reunieron en setenta ciudades para decir: “¡Retiro inmediato de las tropas de Irak!” “,” ¡Sin guerra, sin sanciones contra Irán! “.

Domiique Ferré

Extraído de La Tribune des Travaillieurs   221 8 de enero de 2020

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s