ARGELIA: Se iniciaron grandes maniobras contra la soberanía popular

Las marchas del 26 darg_efe.jpge julio, a pesar del calor y las vacaciones escolares, han reunido una vez más a millones de argelinos para gritar “¡fuera el Régimen! Y “¡Poder para la gente! “. El régimen, buscando una salida después de más de cinco meses de protestas, hace unos días lanzó un “panel” de “personalidades” que supuestamente organizaría el “diálogo” con los partidos y la sociedad civil. Pero para preservarse, el régimen militar no puede estar satisfecho con este “panel” de personalidades en gran parte rechazado por los manifestantes. Necesita que todos los representantes políticos y sindicales entren en el “diálogo”. Como dice el último número de Minbar el Oummel (La Tribuna de los Trabajadores, publicado por el Comité Organizador de Internacionalistas Socialistas de Argelia):

“Este martes (23 de julio) miles de estudiantes salieron a las calles cantando las consignas del movimiento popular:” ¡fuera el Sistema! “,” La palabra a la gente “,” Todos ustedes se irán “,” ¡Liberen a los presos de conciencia! “.

La movilización está intacta a pesar de las condiciones desfavorables: la temperatura, los exámenes y, para algunos, las vacaciones. El movimiento estudiantil no se dobla ante la represión y todos los intentos de división porque se basa en un movimiento popular poderoso y determinado. Como en los primeros días del proceso revolucionario, rechaza el sistema globalmente y en particular a todos los impulsores de todas las persuasiones, este es un callejón sin salida.

Hagamos una pregunta simple: el callejón sin salida, ¿para quién? (…)

Desde el 22 de febrero, toda el pueblo ha estado pidiendo dos cosas esenciales: la partida del sistema y la decisión de su futuro en todos los dominios.

Estas aspiraciones están totalmente en desacuerdo con el deseo declarado del régimen de mantenerse, incluso si eso significa deshacerse de ciertas representaciones de la “pandilla” y pretender satisfacer ciertas demandas del movimiento popular.

Las marchas todos los viernes y martes dieron respuestas apropiadas a todas las maniobras del sistema: amenaza de uso de la fuerza, maniobras, política de división y represión. Por sí mismo y por sus propias fuerzas, el régimen hasta ahora no ha podido doblegar el “hirak” (movimiento popular – Ed.).

Para salvarse, el régimen debe incluir en su hoja de ruta lo que llama “la élite” o “la clase política”, es decir, todas las asociaciones, organizaciones y figuras políticas de todas las tendencias.  Los llama al rescate para salvar lo esencial, “el sistema”, a cambio de algunas concesiones. Frente al poder del movimiento popular, el régimen no puede usar sus herramientas habituales, incluidos los partidos de la antigua alianza presidencial, cuyos principales funcionarios están encarcelados, y el mismo personal político en gran parte desacreditado.

Veamos esto en detalle:

La poderosa organización político-religiosa “la asociación de ulemas musulmanes” se declaró “favorable al camino del diálogo para salir de la crisis” en un comunicado hecho público al comienzo de la semana, explica su oficina nacional, dirigiéndose al régimen, es necesario, dicen: crear las condiciones de un clima favorable “tomando medidas claras de relajación, en particular la liberación de los presos”. La organización no se detiene allí. Propone un programa concreto: creación de un órgano independiente de supervisión y control de las elecciones, formación de un gobierno de unidad nacional, “excluyendo los símbolos de corrupción”, con miras a la elección presidencial.

Cada lector reconocerá aquí la hoja de ruta presentada varias veces por Gaid Salah y Abdelkader Bensalah. No hay nada sorprendente La organización siempre ha legitimado el poder. Lo que puede sorprender a los menos informados es su adhesión al “Foro de la sociedad civil por el cambio”, un conglomerado de organizaciones de todo tipo que comenzó a reunirse el 26 de febrero, solo cuatro días después de la primera manifestación. El 15 de junio, el foro celebró una conferencia nacional para enterrar todos los reclamos del hirak “en nombre del hirak” (continua en página 15)        y respaldar la agenda del régimen. La Confederación de Sindicatos Autónomos (CSA) fue la columna vertebral de este foro.

El 10 de abril y el 1 de mayo, CSA organizó dos eventos importantes que le dieron credibilidad a los trabajadores. A través de ella, es a los trabajadores a quienes el régimen quiere “asimilar”, es decir, desarmarlos políticamente al asociarlos con el rescate del sistema.

El “Foro de la sociedad civil por el cambio” es útil para el régimen. Es su presidente quien ha publicado una lista de nombres de trece personalidades que supuestamente liderarán el diálogo nacional a través del cual se transmite toda la agenda del sistema.

El “Foro por el Cambio” es otro cartel de partidos, organizaciones y personalidades. Su peso político dentro del sistema es importante en su nueva configuración. Su relación con el movimiento es más compleja. Abdelaziz Rahabi, su coordinador, trata de apegarse lo más posible a las demandas del movimiento popular. Él, como otros líderes, pide medidas de distensión: liberación de presos de conciencia, la salida del gobierno y garantías para las próximas elecciones presidenciales. Su hoja de ruta adoptada el 6 de julio pasado es una copia de la del régimen hasta el punto de la palabra “transición”, rechazada por Gaid Salah, fue prohibida a favor de términos sinónimos como: “fase preelectoral”. Los partidos islamistas, particularmente representados en este foro, fueron recompensados por el régimen que les otorgó la presidencia de la APN (Asamblea Nacional Popular). Es decir, se prefería un líder islamista al secretario general del FLN.

Finalmente, están las “Fuerzas de la alternativa democrática”, es decir, una alianza de organizaciones de trabajadores, incluidos el Partido de los Trabajadores (PT) y el Partido Socialista de los Trabajadores (PST), que afirman estar por la revolución proletaria,  junto a los defensores de la burguesía. Ya hemos dicho lo que pensamos de esta alianza. Para el Frente de las Fuerzas Socialistas (FFS), el jugador principal en este frente, esta alianza es una extensión de todas sus iniciativas anteriores para construir un diálogo con el régimen. Los documentos del 23 y 26 de junio publicados por esta coalición son muy claros: “El diálogo” está condicionado, en particular, por la liberación de los presos politicos; no se menciona el reclamo de la Asamblea Constituyente Soberana, sino un “período de transición” y un “proceso constituyente” que no son términos sinónimos, si esto es así para todos los componentes de la alianza, ¿por qué no haberlo escrito de una vez en sus tres declaraciones? Las tres coaliciones atraviesan todos los matices políticos y las obediencias del país, con la excepción de los partidos y personalidades particularmente relacionadas con la “pandilla”. Aunque separados, están unidos por puentes y orientaciones comparables: Abdelaziz Rahabi participó en el trabajo de las “Fuerzas de Alternativa Democrática” y sus demandas de poder son comparables.

Las organizaciones y partidos que afirman estar luchando por los trabajadores están presentes en las tres coaliciones. Su presencia tiene el valor de poner entre paréntesis la necesaria independencia política de los trabajadores en este proceso revolucionario, lo sepan o no. En grados más o menos acentuados, dan la espalda al movimiento popular y sus aspiraciones. Para todas estas fuerzas, se trata de bloquear la única salida que provocaría la salida del régimen y el triunfo de la voluntad popular: la convocación inmediata de la Asamblea Constituyente Soberana.

Corresponsal

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s