Carta abierta a los militantes del POSI y de la CCI

tciCarta a los militantes del Partido obrero socialista
internacionalista (Estado español) y de la Corriente
comunista internacionalista del POI (Francia),
Paris, 18 de octubre de 2017
Estimados camaradas,
Para el proletariado francés, nada de lo que ocurre en el Estado español le ha sido nunca extranjero desde el punto de vista de la lucha de clases. Es por lo que, en nombre de la Tendencia comunista internacionalista (TCI, miembro del CORCI), nos dirigimos a vosotros fraternalmente.
Nos dirigimos a vosotros menos de 48 horas después de que dos responsables de organizaciones democráticas catalanas hayan sido encarcelados por la monarquía franquista. Acusados de “sedición” por un juez, son
amenazados de 15 años de prisión ya que han cometido el “crimen” de haber llamado a las masas a organizar ellas mismas el referendo del 1° de octubre; lo que ellas han hecho, organizadas en los comités de defensa del referéndum, imponiendo su elección democrática a pesar de las violencias policiales, votando masivamente “si” a la pregunta: “¿Quiere usted que Cataluña sea un estado independiente en forma de república?”. El 1° de octubre, tomando entre sus manos sus propios asuntos, las masas se han pronunciado con claridad por la República catalana que, para nosotros trotskistas, constituye necesariamente la primera brecha que pone al orden del día la República vasca, la República gallega, la República andaluza, etc. Hacia la unión libre de las Repúblicas libres de la península ibérica.
Camaradas,  El mismo día en que estos dos militantes son encarcelados, el numero 649 de la Carta semanal, la carta semanal del comité central del POSI escribe lo siguiente: «Es preciso abrir el combate por una salida política. Una salida que sólo puede partir de una premisa: alto a las amenazas de aplicar el 155 (…) combate que sólo las principales organizaciones de la clase trabajadora pueden plantear (…) Es a partir de ahí como se puede hablar de diálogo, o sea de negociación política, por una salida democrática, salida que incluye la realización de un verdadero referéndum libre” (subrayado por nosotros)1.
¿Un «verdadero referéndum»?
Dicho de otro modo, ¿El referéndum del 1° de octubre no ha sido un “verdadero referéndum”, ya que haría falta otro?
¿Que habría hecho falta al referéndum del 1° de octubre para que el redactor de la Carta semanal lo considere «verdadero»? ¿Haber obtenido la autorización de Rajoy y del rey Felipe?
¿Es por ello por lo que la Carta Semanal disuade a los trabajadores catalanes de  proclamar la República, cuando escribe: “Presentar al pueblo de Cataluña que sólo hay dos salidas, o la situación actual, o la Declaración Unilateral de Independencia, sólo sirve para aislar al pueblo de Cataluña”?
Lo sabéis camaradas, antes y después del 1° de octubre, todas las fuerzas de la reacción -Rajoy, el rey Felipe, la Comisión europea, los dirigentes del PSOE,  Macron, etc.- han hecho coalición para pretender que ese referéndum no era legítimo, que no tenía ningún valor, que ni siquiera era democrático. ¡Rajoy se ha atrevido incluso a decir que “no había tenido lugar”!
Precisemos: se pueden tener puntos de vista diferentes acerca de la separación del pueblo catalán del Estado español, sobre saber si es conveniente o no. Pero sea cual sea el punto de vista, se debe empezar por reconocer que es el pueblo catalán quien debe decidirlo. Por nuestra parte, compartimos el punto de vista del camarada  1 Se ha publicado el mismo texto el 18 de octubre con forma de una artículo en Informations ouvrières en Francia.

Lambert, que proponía, en una discusión con los camaradas del Estado español en 2007, formular las cosas como sigue:
 Somos el pueblo catalán libre y queremos que esta libertad sea sancionada por la República catalana soberana. Estamos contra la monarquía que oprime y explota a todos los pueblos de España. Estamos por el apoyo al pueblo vasco, que sufre de los mismos males que sufrimos, y quizás peor. Estamos por el pueblo vasco libre, el pueblo castellano libre, el pueblo libre andaluz… y estamos por la unión libre de los pueblos libres de España, nos pronunciamos por la República catalana, la república vasca, la república andaluza, etc. Estamos por la unión de las repúblicas libres de España.” (La Verdad, 60-61, octubre de 2007).
Se puede estar de acuerdo o no con esta concepción, no es una cuestión de principios. Pero lo que es una cuestión de principios, es reconocer el derecho legítimo del pueblo catalán a haber organizado el referéndum el 1° de octubre y a haber expresado su voluntad. Lo que es una cuestión de principios, es la negativa a actuar con Rajoy, con el rey, con todos aquellos que se
atreven a decir que “el referéndum del 1° de octubre no es legítimo”.
El redactor de la Carta semanal escribe que la salida política incumbe a la responsabilidad “de las principales organizaciones obreras”. Cierto es que así debería ser. ¿Pero se puede callar el hecho de que las direcciones de
esas principales organizaciones, desde el PSOE hasta Podemos e Izquierda Unida, pasando por los dirigentes de las confederaciones sindicales UGT y CCOO, se niegan todos a reconocer hoy este hecho elemental ¿se ha
expresado el 1° de octubre el pueblo catalán y quiere República ahora?
¿Se puede hacer como si, en el periódico Ara (5 de octubre), con el título: «La UGT condena la protestas contra la policía española”, el secretario general de la UGT, Pepe Álvarez, no hubiera afirmado que las violencias policiales del 1° de octubre “no son cosa de la guardia civil ni de la policía nacional sino de aquellos que dan las órdenes”, y como si no hubiera condenado “toda intimidación en contra de los agentes (de la policía) en Barcelona” calificando de “verdadera vergüenza” los reagrupamientos de ciudadanos delante de los comisariados para protestar contra las violencias policiales!?
Cuando uno se junta con aquellos que, desde Rajoy hasta los dirigentes del PSOE, pasando por el rey Felipe y la Comisión europea, niegan la existencia del referéndum del 1° de octubre y del mandato dado por el pueblo catalán;
Cuando se pretende ver una « condena de las violencias policiales » ahí donde al contrario hay una cobertura vergonzosa de la represión perpetrada por las fuerzas del orden de la monarquía contra la voluntad de las masas
de votar por la República catalana en el referéndum; Cuando se hace todo esto mientras los aparatos contra-revolucionarios en el mundo entero y en Europa se ponen todos de acuerdo para aislar al pueblo y a los trabajadores catalanes, para librarlos a la represión que se prepara…
Cuando se ha llegado hasta ahí, eso no corresponde a desacuerdos políticos legítimos entre militantes que se reclaman de la IV Internacional, es volver la espalda a todo aquello por lo que la IV Internacional y los trotskistas
han combatido en el Estado español durante decenios.
Militantes del POSI, vosotros lo sabéis, ¡Lo que escribe la Carta Semanal del 16 de octubre es lo contrario de lo que os ha llevado a incorporaros a las filas de la IV Internacional! ¡Es lo contrario de lo que afirmaba el POSI hace solo algunos meses!
Es lo inverso de los principios que afirmaba la Organización Cuarta Internacional del Estado español (OCIE) subrayando hace cuarenta años “el alcance revolucionario de la consigna derecho de los pueblos catalán, vasco,
gallego y valenciano a la separación política”.
Negar el referéndum del 1° de octubre impuesto por la auto-organización de las masas, y su resultado, es tirar a la basura lo que Trotsky escribía a Andreu Nin en 1931: “La consigna derecho de las nacionalidades a disponer de sí mismas ha tomado en España una importancia excepcional. Esta consigna pertenece al pensamiento democrático. No se trata para nosotros de incitar a los Catalanes y a los Vascos a que se separen de España, pero nuestro deber es militar para que el derecho a la separación les sea reconocido si desean hacer uso de él”.
¿Cómo saber si lo desean? Es muy simple, hay que organizar un plebiscito en las provincias interesadas sobre la base del sufragio universal igualitario, directo y secreto, no hay otro procedimiento.».
¿No es exactamente esto lo que ha ocurrido el 1° de octubre? Sí, es lo que ha ocurrido, ¡Y ha ocurrido porque las masas lo han impuesto!
Sin embargo el redactor de la Carta Semanal se atreve a afirmar hoy que el voto en el referéndum del 1° de octubre no ha estado organizado “sobre la base del sufragio universal igualitario, directo y secreto”, ¡Ya que haría falta otro “verdadero referéndum”! Hagamos de nuevo la pregunta: ¿Hubiera debido tener el aval de Rajoy y del Tribunal constitucional de la monarquía?
Militantes del POSI, estamos convencidos de que no aceptareis poner en cuestión los fundamentos mismos de vuestra organización, que se ha constituido en el combate intransigente por el derecho de los pueblos a
disponer de sí mismos, contra la monarquía franquista.
Nos dirigimos igualmente a los militantes de la CCI.
El mismo día en que aparece este número de la Carta semanal, se difunde en Francia una “declaración del Buró nacional del Partido obrero independiente (POI)” Una declaración que hace solo una página… en la que la única referencia indirecta a los acontecimientos en Cataluña se resume con esta frase: «Macron se encuentra en lo más bajo de los sondeos, el presidente de los ricos, sin cimiento político, como lo son muchos otros gobiernos de países de Europa, como en Alemania, en España donde el poder monárquico heredero del franquismo se encuentra con grandes dificultades.»
¡Una frase de la que están ausentes las palabras “Cataluña”, “pueblo catalán”, “referéndum”, “República catalana”, “independencia” y “represión”!
Camaradas de la CCI, vosotros los sabéis, ese silencio atronador de vuestros dirigentes sobre Cataluña está a la altura de su silencio, desde hace semanas, acerca de las declaraciones vergonzosas de Jean-Luc Melenchon sobre Cataluña.
¡Ni una palabra, ni una línea en Informations ouvrières, en las declaraciones del POI, e incluso en las notas del Comité político para condenar las declaraciones vergonzosas que Melenchon prosigue desde hace tres semanas, contra el derecho del pueblo catalán a dispones de sí mismo!
El 1° de octubre, mientras el pueblo catalán votaba por la República, Melenchon propone arreglar el problema en el marco de una “conferencia permanente sobre las fronteras en Europa” y añade: “Existe un marco común desde el Mediterráneo hasta el Ural: la OSCE”, la Organización por la seguridad y la cooperación en Europa, ¡Institución de injerencia imperialista como las hay pocas!
El 3 de octubre, en la Asamblea nacional, Melenchon lamenta que ¡”la monarquía parece incapaz de asumir la función federativa que el franquismo le había confiado”! ¡Ni una palabra por parte de los dirigentes de la CCI en
contra de esta declaración vergonzosa, cuando todo el mundo sabe que es bajo el talón de hierro, en las cárceles fascistas y frente a los pelotones de ejecución como el franquismo ha “federado” a los pueblos de España durante cuarenta años!
El 10 de octubre, en la Asamblea nacional, Melechon lamenta de que « las naciones se transforman en cáscaras vacías donde aquellos que están más aventajados no quieren tomar a cargo a los que los son menos, y eso da
una independencia generalizada, regional, de los más favorecidos frente a aquellos que lo son menos. (…) tenemos a Cataluña ante los ojos. » Para resumir, ¡los catalanes serían ricos que quieren abandonar España para no pagar por los otros!
Informations ouvrières de ese día, 18 de octubre, da cuenta de una reunión en presencia de uno de los principales portavoces de Francia insumisa… ¡Y en ninguna parte, en ningún momento se le interpela acerca de las declaraciones de Melenchon contra el derecho del pueblo catalán a decidir!
Camaradas de la CCI, ¿Os han dicho vuestros dirigentes, cuando han hecho entrar al POI en el “espacio político de Francia insumisa”, que esta adhesión significaba una ratificación política de las posiciones -particularmente
reaccionarias- de Melenchon que niega el derecho del pueblo catalán a decidir de su destino?
Camaradas de la CCI, camaradas del POSI: vosotros y nosotros tenemos, con certitud, apreciaciones diferentes sobre las causas de la crisis y de la escisión de la IV Internacional en junio del 2015.
Pero más allá de esos desacuerdos, el único lenguaje que debería usar un partidario del programa de la IV Internacional hoy en el Estado español, ¿No es el que sugería el camarada Lambert en 2007, en una discusión con los camaradas del Estado español? : “Somos el pueblo catalán libre y queremos que esta libertad sea sancionada por la República catalana soberana. Estamos contra la monarquía que oprime y explota a todos los pueblos de España. (…) y estamos por la unión libre de los pueblos libres de España, nos pronunciamos por la
República catalana, la república vasca, la república andaluza, etc. Estamos por la unión de las repúblicas libres de España.”
Camaradas del POSI y de la CCI, estamos seguros de ello, todos aquellos que queréis seguir siendo fieles a la bandera sin mácula de la IV Internacional, a las posiciones de principio defendidas por Lenin y Trotsky, a las posiciones defendidas contra viento y marea con el camarada Lambert, elegiréis claramente, como nosotros, vuestro campo:
Incondicionalmente al lado del pueblo catalán oprimido, contra la monarquía franquista y sus lacayos en la cumbre de las direcciones del movimiento obrero.
Incondicionalmente por el respeto del mandato expresado en el referéndum legítimo del 1° de octubre: ¡República catalana, hacia la unión libre de repúblicas libres de España!
Incondicionalmente por la acción común sobre la base de estos principios.
Fraternalmente,
La dirección de la Tendencia comunista internacionalista, miembro del CORCI 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s