AFGANISTÁN: Un nuevo “crimen de guerra” en la provincia de Kunduz

El 2 de abril de 2018, las Fuerzas Aéreas gubernamentales de Afganistán bombardearon una concentración en el distrito de Archi, en la provincia
de Kunduz, matando a más de sesenta civiles, hiriendo a ciento cincuenta otros entre los cuales se cuentan decenas de niños. Esta concentración fue organizada en una  región controlada por los talibanes; eran miles de personas que asistían a una ceremonia de entrega de diplomas a estudiantes. Entre la asistencia estaban
presentes militantes y algunos jefes talibanes.

De manera desvergonzada, la declaración del palacio presidencial y la del ministro de la Defensa legitiman la brutalidad de la operación militar puesto que algunos jefes
talibanes murieron a causa del bombardeo.

¡Pero el 85% de las víctimas eran civiles, niños y estudiantes! El informe publicado por le hospital aporta la aprueba de que la mayor parte de las víctimas son habitantes
del distrito de Kunduz, incluyendo a los niños.

Según los términos de la Convención de Ginebra y de la Corte de Justicia  nternacional, los bombardeos a poblaciones civiles son “crímenes de guerra”. Los que comentan estos crímenes deberían ser objeto de acciones judiciales.

No es porque el gobierno afgano haya matado algunos jefes talibanes que no deberá responder de sus crímenes contra civiles que perdieron la vida o fueron heridos. Los
talibanes y Daech utilizan los mismos argumentos cuando lanzan sus ataques suicidas en dirección de las fuerzas de seguridad: el balance de estos ataques es siempre diez veces más elevado entre los civiles que entre los miembros de las fuerzas de seguridad.
Y la ONU constituye, nuevamente, una comisión de investigación… Después de que los habitantes de Archi protestaron y de la publicación en los medios de comunicación, de
fotografías de los cuerpos de los niños muertos o heridos, el gobierno afgano, la Misión de asistencia de las Naciones Unidas en Afganistán y la Comisión Independiente de los derechos humanos en Afganistán (AIHRC) instalaron una comisión de investigación
¡para esclarecer sobre los hechos y… redactaron un informe!

No es la primera vez que el gobierno afgano o las tropas de la OTAN y de los Estados  Unidos se rinden culpables de crímenes de guerra. Y cada vez el gobierno títere afgano y sus protectores de la OTAN constituyen una delegación de investigación…
pero nunca nadie ha sido inquietado judicialmente, ni las víctimas han recibido alguna compensación.

Después de las declaraciones del gobierno Trump sobre la estrategia de los Estados Unidos en Asia del Sur y en Afganistán, la cantidad de civiles muertos y la violencia en Afganistán están en constante aumento.

La Izquierda Radical de Afganistán (LRA, Left Radical of Afghanistan) denuncia la brutalidad de las operaciones militares realizadas por el gobierno afgano y las fuerzas
estadunidenses presentes en nuestro país y reclama la protección de civiles. La LRA considera que la política de guerra del imperialismo estadunidense en Afganistán, la escalada de las operaciones militares y los mortíferos y ciegos bombardeos no ayudarán a recobrar la paz. Mientras que las partes comprometidas en la guerra agraven las exacciones contra los civiles, la resistencia a la ocupación se fortificará.

Izquierda Radical de Afganistán (LRA),
4 de abril de 2018

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s