Declaración del movimiento por un Partido Laborista y Comunitario Independiente, con respecto a: Eventos en Washington, DC el 6 de enero de 2021

A supporter of President Donald Trump carries a Confederate battle flag on the second floor of the U.S. Capitol near the entrance to the Senate after breaching security defenses, in Washington, U.S., January 6, 2021. REUTERS/Mike Theiler TPX IMAGES OF THE DAY – RC2K2L9T6BWB

Publicamos la declaración de LCIP de este 6 de enero de 2021 a las 10:35 p.m. PST

Labor and Community for an Independent Party (LCIP) condena las acciones del 6 de enero de 2021 de manifestantes de derecha que ondean banderas confederadas y que se manifestaron e ingresaron violentamente al Capitolio como respuesta al llamado del Presidente de los Estados Unidos Donald Trump de “recuperar el país”. ” Mientras el Congreso de Estados Unidos se reunía para certificar los votos del Colegio Electoral en la reciente elección presidencial, los manifestantes irrumpieron en el Capitolio, rompieron ventanas y entraron por la fuerza al edificio en un esfuerzo por ocupar el edificio. Nunca antes en la historia de los EE. UU., hasta hoy, ni siquiera durante la Guerra Civil, la bandera confederada, un símbolo de la supremacía blanca, el racismo y la esclavitud, se ha exhibido por el Capitolio de los EE. UU. como lo fue hoy .

Las acciones de estos manifestantes fueron un intento de golpe de Estado alentado por el Presidente de los Estados Unidos Donald Trump y facilitado por algunos policías del Capitolio, quienes, en un contraste extremo con la forma en que los manifestantes negros, inmigrantes, trabajadores y otros manifestantes progresistas pacíficos suelen ser tratados, permitieron que estos manifestantes armados y violentos ingresaran al recinto. y a los terrenos del Capitolio. Si hubieran sido personas de color, no se les habría permitido traspasar las barreras; les habrían disparado en el acto .

Sin embargo, independientemente de lo que digan los expertos del Partido Demócrata, los acontecimientos de hoy son una crisis dentro de la clase dominante capitalista y el sistema bipartidista de Estados Unidos, no una crisis de la democracia. El Colegio Electoral es una de las instituciones menos democráticas de este país, un vestigio de los acuerdos alcanzados en el Congreso Continental en los primeros días de la República. Sin apoyar de ninguna manera al Colegio Electoral ni al sistema bipartidista, LCIP denuncia a quienes irrumpieron hoy en el Capitolio y trataron de subvertir el derecho básico al voto.

Los disturbios de derecha en Washington, DC tuvieron lugar en un momento en que el Congreso de los Estados Unidos se reunía para certificar los votos del Colegio Electoral, un proceso estándar en las elecciones presidenciales de Estados Unidos. Sin embargo, en 2016, Donald Trump perdió la elección ante su oponente por más de 3 millones de votos populares, y su oponente, Hillary Clinton, ganó el voto popular 48% a 46%. Claramente, el voto popular (masivo) favoreció al oponente de Donald Trump, pero Donald Trump recibió 307 votos electorales y Hillary Clinton recibió 227 , y el voto electoral determina al ganador en las elecciones presidenciales de EE. UU. En 2016, el Congreso se reunió, como es habitual y sin interrupciones, para certificar los votos del Colegio Electoral. En una elección supuestamente “democrática” en 2016, tuvimos el Colegio Electoral, una vez más, ¡decidiendo la presidencia y no las masas de votantes estadounidenses!

LCIP lucha por la construcción de un partido obrero independiente arraigado en los sindicatos y las comunidades oprimidas. ¡Ha tomado una posición clara contra la supresión de votantes en los EE. UU. y contra todos los intentos de “encontrar” votos o manipular elecciones!

LCIP ha apoyado los llamamientos de los sindicatos y otras organizaciones de la clase trabajadora para organizar acciones masivas pacíficas en todo el país, incluidas huelgas, para defender el derecho al voto, ganado con tanto esfuerzo, en oposición a los continuos intentos de repudiar los votos populares emitidos en las recientes elecciones presidenciales. De acuerdo con esta postura, LCIP llamamos a protestas masivas pacíficas en todas partes en oposición a cualquier intento de golpe y para proteger los votos emitidos por las masas de votantes estadounidenses, contados varias veces y certificados por la comisión electoral de cada estado.

Se necesita ahora más que nunca una acción independiente y masiva de la clase trabajadora para hacer frente a nuevos brotes de violencia reaccionaria contra el derecho al voto.

Todos los responsables de la agresión fascista de hoy deben rendir cuentas , y esto incluye a Donald Trump.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s