¡No a la guerra estadounidense en Ucrania! ¡Que se vaya la OTAN!

Declaración del Comité de organización por la reconstitución de la Cuarta Internacional (CORCI)

El año2022 se inicia bajo el signo de una marcha a la guerra en el corazón de Europa.

A ambos lados de la frontera entre Rusia y Ucrania se acumulan enormes cantidades de material militar que podría, el día de mañana, conducir a un enfrentamiento entre los Estados Unidos y Rusia, dos grandes potencias con armas nucleares.

El principal responsable de esta escalada militar, inédita en el continente desde 1945, es el imperialismo, y singularmente el imperialismo estadounidense.

Es la Administración Biden la que, en la continuidad de todas las anteriores, está impulsando la ampliación hacia el Este de su alianza militar, la OTAN, y ha dado luz verde a una posible adhesión de Ucrania.

Es el gobierno de Biden el que, en continuidad con todas las anteriores, aprobó un presupuesto militar sin precedentes de 768 200 millones de dólares, con el total consenso entre Demócratas y Republicanos. Han sido las sucesivas Administraciones estadounidenses que desde 2014 han suministrado 2,7 billones de dólares de ayuda militar.

Es la Administración Biden la que utiliza la amenaza de una «invasión rusa» de Ucrania para justificar la acumulación de tropas y material militar en Ucrania y en los países de Europa del Este. Muchos trabajadores recuerdan la mentira de la Administración Bush sobre las llamadas «armas de destrucción masiva» para justificar su invasión de Irak.

Es la Administración Biden, como todas las anteriores, pretende afirmar por todos los medios la dominación del imperialismo estadounidense y de Wall Street en todos los continentes, hoy contra Rusia, mañana contra China.

Denunciar la responsabilidad del imperialismo estadounidense en esta marcha hacia la guerra no significa en absoluto dar apoyo político al régimen de Putin. Régimen surgido de la descomposición de la burocracia tras la caída de la Unión Soviética, formando una capa mafiosa de oligarcas enriquecidos por el saqueo de la propiedad de Estado, que se ha insertado en el mercado mundial capitalista al mismo tiempo que defiende sus propios intereses.

Los trabajadores de todo el mundo observarán la hipocresía de los gobiernos de los Estados Unidos y de la Unión Europea, que hoy agitan la amenaza de una «invasión rusa de Ucrania». Esos mismos gobiernos que no tuvieron ningún problema en que el régimen de Putin enviara tropas para aplastar la revuelta obrera en Kazajistán a principios del mes de enero, protegiendo así los intereses de las grandes multinacionales estadounidenses y europeas.

La política de Biden, en continuidad con la de Trump, ha reducido a la Unión Europea y a sus principales miembros al único papel que les reconoce: es el de secundarios de Washington. Johnson, al igual que Macron, se inclinó inmediatamente. Pero la marcha de Biden hacia la guerra ha hecho que la burguesía alemana exprese sus reservas. Puesto que el imperialismo alemán es el que más intereses económicos y comerciales tiene en Rusia, y por tanto el que más tiene que perder en un enfrentamiento con ella.

La clase obrera y los pueblos de todo el mundo no tienen ningún interés en esta guerra. Como lo afirma el llamamiento a la Conferencia Mundial contra la Guerra y la Explotación para la Internacional Obrera (París, octubre de 2022) lanzado por 601 militantes obreros de 57 países: «Todas las intervenciones militares del imperialismo, llevadas a cabo en nombre de la “democracia”, han dado lugar a un caos sangriento, a la dislocación de naciones enteras. Los pueblos del mundo quieren la paz”. La trágica experiencia de los pueblos de Afganistán, Haití, Irak, Libia, Siria, y de muchos países de África subsahariana que han sido víctimas de la injerencia y de las intervenciones imperialistas está presente para recordárnoslo.

Particularmente, las legítimas aspiraciones de soberanía del pueblo ucraniano no serán satisfechas bajo la bota de la OTAN, como tampoco lo fueron bajo el yugo del estalinismo.

Los trabajadores de Ucrania, Rusia y Europa del Este no tienen ningún interés en esta guerra.

Como tampoco las decenas de miles de refugiados acantonados en las fronteras orientales de la Unión Europea, cuyo futuro se empeoraría con una guerra en la región.

Como tampoco los trabajadores de los Estados Unidos, Canadá y los de Francia, Gran Bretaña, Alemania, España o Italia, que saben que esa guerra sería un nuevo pretexto para tratar de imponer nuevas medidas contra la clase obrera y para tratar de imponer una «unión sagrada» con los gobiernos que acaban de derramar miles de miles de millones de dólares y euros en los bolsillos de los capitalistas.

En los Estados Unidos, en particular, las organizaciones obreras no pueden apoyar de ninguna manera la política militarista de Biden, lo que hace urgente, una vez más, que el movimiento sindical rompa con el Partido Demócrata, uno de los dos partidos gemelos de la burguesía.

En todos los países de Europa, las organizaciones que se reclaman de los trabajadores deben rechazar toda «unión sagrada», todo apoyo a sus gobiernos comprometidos en esta marcha hacia la guerra.

El Comité Organización por la Reconstitución de la IV Internacional (CORCI) se pronuncia

¡Contra la guerra Biden-Macron-Johnson!

¡Por la retirada inmediata de todas las tropas de la OTAN de Ucrania y Europa del Este!

¡Por la retirada de la OTAN de los países que no son miembros y por su disolución!

¡Por el desmantelamiento de la OTAN!

¡Por la confiscación inmediata de los presupuestos militares y su asignación a hospitales, escuelas, empleo!

Por la independencia de las organizaciones obreras frente a los gobiernos belicistas.

¡Ningún apoyo a los gobiernos que promueven la guerra!

El CORCI llama a redoblar los esfuerzos por el éxito de la Conferencia Mundial contra la Guerra y la Explotación, por la Internacional Obrera (París, octubre de 2022).

El 27 de enero de 2022

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s