Estados Unidos: ¡No hay tiempo que perder, levantar el embargo cubano ahora!

Editorial The Organizer semanal 32, 17 de junio de 2021

Durante los últimos 62 años, las administraciones estadounidenses, ya sean lideradas por demócratas o republicanos, han tratado de poner de rodillas a la Revolución Cubana con un embargo que ha paralizado la economía cubana y sumido en el caos a una nación que alguna vez fue resistente.

Nunca antes en la historia de la Revolución Cubana la crisis económica y social, una crisis Made in USA, había alcanzado tales proporciones. Con el sustento vital del turismo drásticamente debilitado como resultado de la pandemia de COVID, y con el endurecimiento de las sanciones por parte de Trump, quien declaró a Cuba como un “país terrorista”, el descontento de la gente ha aumentado día a día. Cabe señalar que Trump endureció el embargo contra Cuba con 243 medidas específicas que hicieron retroceder las flexibilidades parciales bajo Obama, y ​​que la administración Biden ha mantenido todas las medidas de Trump.

Por lo tanto, no fue una sorpresa cuando la profunda ira y frustración del pueblo estalló abiertamente en toda Cuba. Comenzó el 11 de julio, cuando los cubanos de la pequeña localidad de San Antonio de los Baños salieron espontáneamente a las calles para exigir acceso a las vacunas COVID y protestar por la escasez de alimentos, agua y servicios médicos. Mientras marchaban, corearon, “Patria y Vida” o “Patria y Vida”, un giro desafiante en el lema del gobierno “Patria o Muerte”.

En un intento por sofocar la protesta, el presidente cubano Miguel Díaz-Canel viajó a San Antonio para reunirse con la gente, en su mayoría campesinos y personas de la clase trabajadora que no tienen acceso a las remesas de familiares en el exterior o de la capital para establecer “comedores”, o pequeños restaurantes familiares. Se encontró con botellas de agua vacías.

 En los días que siguieron, algunos de los manifestantes fueron detenidos y detenidos. Muchos, sin duda, eran agentes pagados de la CIA; dicha intervención, incluido el sabotaje, la desestabilización terrorista y más, ha sido la norma durante los últimos 62 años. Pero de todos los relatos de video, la abrumadora mayoría de los manifestantes parecían ser trabajadores y jóvenes comunes y corrientes, principalmente afrocubanos, que han sido los más afectados por la crisis y no han tenido un conducto para ventilar sus legítimas quejas debido a la política burocrática de Cuba. regla.

 Hoy, el presidente Biden alienta a todas las fuerzas en Cuba que están empeñadas en desmantelar la propiedad estatal de los medios de producción y erradicar los logros de la Revolución Cubana. Biden, el hipócrita, finge preocupación por las dificultades que enfrenta el cubano promedio, mientras se niega a levantar las sanciones. Como Trump, atiende a las fuerzas de derecha en Miami que están inyectando dinero en el esfuerzo por convertir a Cuba, una vez más, en el patio de recreo de la élite gobernante de Estados Unidos.

La mejor ayuda que nosotros en Estados Unidos podemos brindar al pueblo de Cuba es exigir que la administración Biden se libere de inmediato de las espaldas del pueblo cubano y de su revolución. ¡Levanten el embargo ahora! ¡Que respire el pueblo cubano!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s