Palestina, estamos con los habitantes de Sheikh Jarrah

Palestina junto a los habitantes de Sheikh Jarrah, por Dominique Ferré

Sheikh Jarrah es el nombre de un barrio de Jerusalén, que ha sido arrasado  por el  Estado de Israel, sus tribunales, la policía y su  ejército, a veces acompañado por hordas de colonos fanáticos  armados.

 ¿La meta? desalojar una a una, a las familias palestinas, de sus hogares para reemplazarlas con colonos israelíes.

Pero durante meses, los residentes se han estado organizando y resistiendo. Los residentes palestinos del vecindario, a los que se unen muchos otros y, a veces, activistas judíos, se enfrentan a quienes quieren expulsarlos. Luego llega la represión: solo durante el fin de semana del 8 y 9 de mayo, hay más de 300 heridos y decenas de jóvenes palestinos detenidos.

El ejército israelí irrumpió en la mezquita de alAqsa en medio del Ramadán, mientras que la Franja de Gaza fue nuevamente bombardeada. En Haifa, los cientos de palestinos que se manifestaron, cuestionando el apoyo de Estados Unidos a la política de ocupación, también fueron brutalmente dispersados ​​por la policía israelí.

Pero para millones de palestinos en todo el mundo, y también para todos los trabajadores comprometidos con la democracia y los derechos de los pueblos, Sheikh Jarrah se ha convertido en sinónimo de la voluntad del pueblo palestino de no renunciar a sus derechos nacionales.

Porque las familias palestinas que viven en este barrio se establecieron allí en 1948, después de ser desalojadas de sus hogares, especialmente en Haifa y Jaffa. Y setenta y tres años después, queremos expulsarlos de nuevo, expulsarlos.

Como dicen intelectuales y activistas, a iniciativa de una de las muchas peticiones de solidaridad: “La tragedia que se vive actualmente en el barrio de Sheikh Jarrah en Jerusalén resume plenamente la tragedia de toda Palestina desde 1948. Cuando veintiocho familias refugiadas palestinas se instalaron en el barrio de Sheikh Jarrah en 1948, con la esperanza de que fuera una estancia temporal antes de regresar a casa en los territorios palestinos, que se habían convertido en israelíes. (…) Estas familias serán nuevamente deportadas en un segundo acto de limpieza étnica. Se trata de una catástrofe en curso, cuyo objetivo es el desalojo de todos los palestinos de sus tierras y hogares. Este proyecto colonial apunta a la pureza etnoreligiosa exclusiva del Estado de Israel, el último estado de apartheid contemporáneo, cuya calificación es compartida por la asociación israelí de derechos humanos B’Tselem y más recientemente por la ONG estadounidense Human Rights Watch. “

Recordando que la Corte Suprema de Israel había rechazado, en 2005, la denuncia de un residente palestino que afirmaba los derechos de los habitantes del barrio, los autores de la petición añaden: “Más allá de esta cuestión jurídica, que es esencialmente política, la Ley, el derecho y sus jurisdicciones en Israel están marcadas por el racismo estructural hacia los palestinos (…). Una de las familias que serán desalojadas estos días, la familia Al-Sabbagh, de Jaffa, está formada por 32 personas, incluidos diez niños. Durante muchos años, esta familia ha temido volver a convertirse en refugiados por segunda vez desde 1948. “

La humanidad debe ponerse incondicionalmente del lado de los habitantes de Sheikh Jarrah contra aquellos que afirman expulsarlos.

Extraído de La Tribune des Travailleurs

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s